Artrosis, cuando nuestras articulaciones se desgastan | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

Artrosis, cuando nuestras articulaciones se desgastan

No es infrecuente escuchar a personas de la tercera edad quejarse de dolor articular y limitación funcional de sus articulaciones (particularmente rodillas y cadera) siendo uno de los motivos de consulta más frecuentes en las consultas de reumatología, traumatología y rehabilitación.

Si bien los síntomas tienden a ser más evidentes después de los 55 o 60 años el problema real se ha venido gestando desde mucho tiempo atrás ya que habitualmente a los 40 o 45 años ya comienzan a verse signos de desgaste en los cartílagos de las distintas articulaciones del cuerpo que, de no ser tratadas a tiempo, degenerarán en el desarrollo de artrosis (también conocida como osteoartrosis u osteoartritis) de las articulaciones comprometidas.

El movimiento continuo y el uso sostenido de las articulaciones genera en la mayoría de las personas Artrosis de rodilla, una enfermedad que se puede prevenirun desgaste progresivo y no uniforme de los cartílagos articulares que son los responsables de permitir el movimiento fluido de la articulación y minimizar el impacto entre los huesos; este desgaste (conocido como artrosis) tiende a ser progresivo por lo que si no se inician medidas terapéuticas a tiempo eventualmente el cartílago desaparecerá casi por completo haciendo necesario un reemplazo articular total.

De acuerdo al grado de desgaste existen distintos tipos de artrosis; en los períodos iniciales el tratamiento con antiinflamatorios y rehabilitación pueden ser de mucha utilidad, también el uso de fármacos como el condroitín sulfato han demostrado ser útiles. Si la enfermedad avanza puede ser necesario realizar cirugía artroscópica para reparar los cartílagos lesionados y cuando esto no es posible debido a la extensión del daño la única opción disponible es el reemplazo total de la articulación afectada.

La osteoartrosis afecta a 4 de cada 10 personas mayores de 60 años y aún cuando es una enfermedad degenerativa asociada a la edad existen opciones de prevención que minimizarán el impacto en la vida de las personas así controlar la obesidad y revertirla es una meta fundamental sobre todo si se considera que los pacientes obesos sufren 4 veces más de osteoartrosis que sus pares no obesos; evitar ciertos movimientos y cargas también puede proteger a las articulaciones de desgaste excesivo y el ejercicio regular (supervisado por un experto) ayudará a mantener en forma las articulaciones sin sobrecargarlas.

Llegar a los años dorados no tiene que ser sinónimo de dolor de rodillas y rigidez de la cadera; si tomamos medidas adecuadas a tiempo podremos disfrutar de esta etapa de la vida con absoluta movilidad y sin dolor; prevenir temprano es evitar problemas más tarde.