El mejor tratamiento de Hemorroides | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

¿Cuál es el Mejor Tratamiento para las Hemorroides?

Las hemorroides son la enfermedad del ano más frecuente y aún cuando más de la mitad de la población sufrirá en algún momento de su vida de hemorroides, pocos necesitarán tratamientos especializados, siendo en muchos casos posible curar las hemorroides o al menos aliviar sus síntomas con tratamientos caseros o medicamentos de venta libre.

Aún así la automedicación NO es la opción ideal ya que pueden presentarse complicaciones que a la postre podrían aumentar la complejidad del tratamiento definitivo.

Muchos pacientes evitan acudir al médico cuando presentan síntomas de hemorroides con la falsa idea de que serán sometidos a una cirugía de entrada, y aún cuando esto puede ser cierto para algunos casos complicados como aquellos de trombosis hemorroidal; lo cierto es que la mayoría de las veces el tratamiento de las hemorroides no es la cirugía sino otras alternativas menos invasivas.

Para decidir cual es el mejor tratamiento de las hemorroides el médico especialista en cirugía general o coloproctología tomará en cuenta el tiempo de evolución, el grado de las hemorroides  así como las condiciones generales del paciente de manera que el tratamiento se adapte a las características y necesidades individuales de cada paciente.

En líneas generales existen tres tipos de tratamiento, cada uno con sus ventajas y desventajas.

Tratamiento Médico

Suele tratarse de supositorios o cremas con productos vasoactivos (producen vasoconstricción local), analgésicos (generalmente algún tipo de anestésico tópico) y esteroides potentes (que controlan la inflamación local).

Se trata de medicamentos muy efectivos que alivian los síntomas en pocos días siempre que no existan complicaciones, de lo contrario podrían agravar la condición clínica del enfermo. Por lo general el tratamiento médico se indica en los casos de Hemorroides Grado I o II, siendo muy efectivos en el control de los síntomas.

La ventaja del tratamiento médico de las hemorroides es que no es invasivo, suele ser bastante accesible desde el punto de vista económico y es muy fácil de usar.

Por su parte las cremas y supositorios para las hemorroides tienen la seria desventaja de que la tasa de recidivas (pacientes que vuelven a presentar los síntomas) es muy alta y más de la mitad de las personas que usan este tipo de tratamiento vuelven a presentar problemas con las hemorroides dentro de los 6 Tratamiento de las hemorroidesmeses a los dos años posteriores a la finalización del tratamiento, siendo esto particularmente cierto en los casos donde no se corrigen los factores de riesgo como el estreñimiento (constipación) y una dieta inadecuada (baja en fibras).

Ligadura con Bandas Elásticas

Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, realizado en consultorio bajo sedación leve y de manera ambulatoria el cual consiste en halar la hemorroide comprometida con una pinza especial para luego colocar una banda elástica muy ajustada en su base.

El objetivo de este tratamiento es bloquear el suministro sanguíneo hacia la hemorroide de manera que esta “muera” y no moleste más al atrofiarse el tejido que la compone. El procedimiento es indoloro y tiene una tasa muy baja de complicaciones siendo la opción ideal en los casos de hemorroides grado II recidivadas (es decir, un paciente que recibió tratamiento médico y volvió a presentar problemas con las hemorroides) o hemorroides grado III.

La desventaja de este procedimiento es que si sale mal produce mucho dolor en el margen anal siendo necesario retirar la banda y comenzar todo de nuevo.

Cirugía de Hemorroides

La cirugía de hemorroides suele reservarse para los casos de hemorroides grado III que no se pudieron solucionar con bandas elásticas así como hemorroides grado IV (prolapso hemorroidal) y aquellos casos de complicaciones como la hemorragia y trombosis hemorroidales.

El tipo de cirugía depende de las características clínicas del paciente, los medios técnicos disponibles y la experiencia del equipo de cirujanos, toda vez que el éxito de la cirugía depende en gran medida de una ejecución técnica adecuada.

Independientemente del tipo de cirugía que se elija el objetivo siempre será el mismo: eliminar el tejido de las hemorroides enfermas y reconstruir la pared anal de manera que el paciente tenga una recuperación rápida y con mínimas molestias.

En los casos cuando está indicada, la cirugía es la mejor opción y no practicarla es sólo demorar lo inevitable: una entrada a quirófano; aún así no deja de ser un procedimiento con riesgos asociados como las hemorragias y las infecciones postoperatorias, por lo que se reserva para casos seleccionados con indicación clara de cirugía de hemorroides.

No importa cual sea el tratamiento que reciba el paciente, es muy importante que esté consciente de que los cambios en la dieta (aumento del consumo de fibra y agua) así como la prevención de los factores de riesgo (constipación, elevación de cargas) son clave para evitar las recidivas (sobre todo en los casos de tratamientos conservadores) y garantizar el éxito del tratamiento seleccionado para curar las hemorroides, de allí que el compromiso del paciente para prevenir las complicaciones y recidivas de las hemorroides resulte crucial.

En Visión Salud contamos con un experimentado grupo de cirujanos especializados en cirugía ano-rectal que están a su disposición para la evaluación y canalización no sólo de los casos de hemorroides sino también de fisuras anales, pólipos rectales, cáncer de colon y cualquier otro tipo de enfermedad del colon, recto y ano.