Cuando debe operarse una Hernia Umbilical | Visión Salud
Cargando ...

Cuando debe operarse una Hernia Umbilical

La hernia umbilical es una patología muy frecuente en la consulta de cirugía general, muchos pacientes adultos pueden tener una hernia umbilical sin saberlo bien sea por su pequeño tamaño o porque siempre han visto su ombligo así por lo que consideran que eso es lo normal, en otras ocasiones el paciente está consciente del problema bien sea porque nota que su ombligo es diferente al de las demás personas o porque un profesional de la medicina le examinó en algún momento detectando la presencia de la hernia umbilical.

En la mayoría de los casos las hernias umbilicales son asintomáticas, no duelen, no molestan y no generan ningún tipo de incomodidad al paciente sin embargo casi sin excepción cada vez que se realiza el diagnóstico de hernia umbilical se le indica al paciente que debe operarse … ¿por qué?

Cuando la hernia produce molestias (dolor, naúseas e incluso obstrucción intestinal) no hay duda deToda hernia umbilical debe repararse lo antes posible una vez que se diagnostica las razones que obligan a operar al paciente, simplemente es necesario resolver la condición que genera sus síntomas pero cuando estas molestias no están presentes muchas personas se preguntan si de verdad es necesario realizar la cirugía de la hernia umbilical o hernioplastia; lo cierto es que si es necesario debido a que en el tiempo existe una alta probabilidad (hasta del 60%) de sufrir complicaciones de la hernia umbilical o de que esta se torne sintomática (comience a dar molestias), ante esta situación siempre es preferible resolver el problema antes que de complicaciones mayores sobre todo si se considera que una complicación es impredecible y no puede anticiparse por lo que podría llegar mientras el paciente está de viaje, dentro de 20 años cuando tenga enfermedades asociadas o asociado a alguna otra situación de salud que aumentaría el riesgo de la cirugía.

Por otra parte las hernias umbilicales con el tiempo tienden a aumentar de tamaño así a consecuencia de los esfuerzos físicos (elevar peso), la tos, la constipación y un sin fin de causas que aumentan la presión intraabdominal el tamaño de la hernia va aumentando progresivamente haciendo cada vez más compleja su reparación dado que, como es lógico pensar, resulta mucho más fácil reparar un defecto en la pared abdominal de 5 mm en lugar de uno de 2 cm.

En conclusión toda hernia umbilical debe corregirse al diagnosticarse, si el paciente es sintomático la cirugía debe realizarse con cierta premura, si es de emergencia de inmediato (como en los casos de hernia estrangulada, atascada o donde hay obstrucción intestinal), en los casos de pacientes asintomáticos quizás no exista mucha premura pero si debe resolverse lo antes posibles ya que nunca se sabe cuando puede llegar una complicación.