El dolor de cadera debe tratarse a tiempo | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

El dolor de cadera debe tratarse a tiempo

Los dolores articulares en general son condiciones bastante frecuentes que suelen ser subestimadas por los pacientes y sus familiares ya que en la mayoría de las ocasiones se trata de problemas menores que suelen resolverse espontáneamente o con un curso corto de antiinflamatorios automedicados.

Si bien esto es cierto para la mayoría de los casos, existen ciertos dolores articulares que deben preocuparnos cuando son recurrentes, de gran intensidad o no ceden luego de uno o dos días de tratamiento ya que esto podría significar que nos encontramos frente a una lesión de la articulación que podría ser seria.

En el caso particular del dolor de cadera se muy importante considerar la edad, el sexo y el trabajo de la persona dado que tratándose de una articulación de carga (lleva el peso del cuerpo durante la marcha) existen muchas estructuras de la articulación y adyacentes a ella que pueden lesionarse causando dolor e incluso limitación funcional.

Con esto en mente debemos considerar por tanto que cualquier paciente con dolor de cadera de más de tres o cuatro días de evolución o que presente episodios recurrentes de dolor de cadera debe consultar con el traumatólogo a fin de determinar el origen de ese dolor en la articulación coxo-femoral (nombre técnico de la articulación de la cadera) y así aplicar a tiempo los correctivosEl dolor de cadera puede ser por osteoartrosis o incluso fracturas de cadera necesarios los cuales varían de acuerdo a la estructura afectada.

El examen clínico detallado y algunos estudios complementarios ayudan al cirujano ortopédico a determinar el punto exacto y severidad de la lesión para así actuar en consecuencia; en general hay 3 áreas críticas de la cadera que deben considerarse cuando hay dolor en esta articulación:ç

1. Dolor de Cadera de Origen Muscular
La articulación de la cadera está rodeada de músculos muy potentes que pueden lesionarse con ciertos movimientos, elevación de cargas, tareas repetidas y esfuerzos que sobrepasan su capacidad; en estos casos el dolor suele estar asociado con una actividad particular, el rango articular no se encuentra limitado y el dolor aparece durante el examen físico con maniobras específicas para estirar cada grupo muscular.

Cuando la cadera duele a causa de los músculos la solución suele ser bastante sencilla con un tratamiento fundamentalmente farmacológico y de rehabilitación aunque en ocasiones, particularmente en atletas de alta competencia, pueden aparecer lesiones musculares graves que requieren intervenciones más complejas.

2. Dolor de Cadera de Origen Articular
La cadera al igual que todas las articulaciones sinoviales del cuerpo humano tiene entre sus elementos clave a los cartílagos articulares; superficies de tejido especializado que recubre las porciones de hueso que entran en contacto funcionando como amortiguadores que facilitan el movimiento de la articulación al reducir el roce entre las superficies óseas.

Debido al movimiento constante, la edad, enfermedades degenerativas y muchas otras causas el cartílago de la cadera puede desgastarse provocando una condición conocida como artrosis de cadera u osteoartritis de cadera; una lesión progresiva que tiende a incapacitar al paciente si no se interviene adecuadamente.

El tratamiento de la osteoartrosis de cadera depende del grado de lesión del cartílago articular y va desde el uso de ácido hialurónico y condroitín sulfato intraarticular para los casos más leves hasta Prótesis de Thompson para reemplazo articular de la caderacirugías de alta complejidad (incluída la prótesis total de cadera) para los casos con daño grave e irreversible de la superficie articular.

3. Dolor de Cadera de Origen Oseo
La articulación coxo-femoral puede sufrir graves fracturas que requieren intervenciones quirúrgicas de alta complejidad para poder resolverse; estas fracturas provienen del traumatismo directo sobre los huesos de la articulación; trauma indirecto con transmisión de fuerza hacia la cadera (por ejemplo las caídas de altura cayendo sobre los pies) o aparecen como consecuencia de enfermedades que debilitan el hueso (osteoporosis) hasta el punto de hacerlo tan frágil que incluso la fuerza ejercida por los propios músculos puede llegar a generar una fractura (fracturas patológicas)

En casi todos los casos de fractura de cadera la solución es quirúrgica optándose por distintas técnicas dependiendo del tipo de fractura, la edad del paciente, el pronóstico y muchas otras variables que deberá considerar el médico traumatólogo a la hora de operar una fractura de cadera.

La cadera es pues una articulación delicada y fundamental para la marcha, no debemos nunca subestimar el dolor a nivel de tal articulación dado que si dejamos que cualquier condición patológica evolucione sin control podríamos estar comprometiendo seriamente el bienestar de nuestra cadera, nuestra capacidad para caminar e incluso nuestra vida.

Cuando hay  dolor de cadera es mejor consultar antes de que sea demasiado tarde.