El Pulgar de Blackberry | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

El Pulgar de Blackberry

El “pulgar de blackberry” es un trastorno surgido recientemente a raíz de la aparición de los smartphones y sus teclados, así como por el incremento exponencial en la cantidad de texto que escribimos…

Existe poca bibliografía al respecto por la novedad del problema pero lo cierto es que el incremento de su incidencia en la población general resulta llamativo para clínicos e investigadores.Pulgar de Blackberry

Básicamente se trata de dolor en las articulaciones del pulgar , que puede extenderse a la muñeca, codo e incluso hombro… y que se relaciona son el sobreuso del teléfono móvil (que por cierto , para que no quede atisbo de duda , el pulgar de blacberry es un nombre genérico porque el problema puede aparecer con el uso prolongado de cualquier teléfono inteligente.

Como explicación del problema tenemos varios motivos:

– Sobreuso de la articulación trapecio-metacarpiana (rizartrosis): antiguamente llamada “artrosis de la costurera” se trata de un síndrome de sobreuso de dicha articulación que precipita en un inflamación-degeneración del tejido articular con el consiguiente dolor y limitación del movimiento.

-Procesos tendinosos: el problema sería una inflamación de los tendones que van al pulgar , produciéndose una tendinosis/ tendinitis que el cuerpo no es capaz de resolver por si mismp,

-Procesos miofasciales: La aparición de puntos gatillo miofasciales en la musculatura del pulgar podría ser la causa o ayudar en la instauración del caso. Casi toda la musculatura relacionada con el pulgar provoca dolor en la zona de la articulación , el dedo , y la muñeca , así como dolor al esfuerzo y sensación de fatiga precoz, por lo que una revisión exhaustiva de toda ella se hace indispensable en la diagnosis de cada caso.

-Procesos de sensibilización neural: Ajá! llegamos a lo que ha motivado realmente esta entrada!

Como hemos comentado el pulgar de blacberry se caracteriza por dolor en una zona del cuerpo por una acción muy concreta y repetitiva que supone un nuevo y “saturante” gesto antes poco realizado.

 Si nos alejamos un poco del pulgar y subimos a la médula encontraremos un montón de sinapsis Inflamación de las Articulaciones del Pulgar por el Uso de Smartphonesque de repente han empezado a recibir un sin fin de información de una zona antes poco solicitada , que si ademas se inflama, por un casual, y se sigue utilizando puede provocar una sensibilización central o desordenes sensitivos (algunos pacientes relatan sensación de leve parestesia , ciertas disestesias o incluso hipo-hiperestesia) , por lo que parte del problema también resida allí.

Por otra parte , si repasamos la anatomía del pulgar y vemos la postura a la que lo llevamos podemos ver como en algunos tramos de la periferia neural el nervio debe retorcerse y comprimirse repetitivamente durante un largo tiempo, por lo que podría cursar una inflamación que provoque una neuropatía periférica a pequeña escala.

Como tratamiento se recomienda, por no romper la rutina, una evaluación meticulosa y exhaustiva de cada caso.

Y en esto rompo una pequeña lanza por esta emergente “enfermedad” ,por que por lo que he podido leer no existe una definición fiable 100% del cuadro, algunos la encuadran en tendinitis, otros en artrosis , algunos hablan de dolor en el codo, de dolor miofascial otro de problemas neurodinámicos y sensibilización neural… así que en fin , supongo que cada persona desarrollará el proceso con un cierto porcentaje de cada, no caigamos en tratamientos generalizados.

Por lo demás , una vez se descubra por qué nos duele el pulgar se tomarán medidas antiinflamatorias, cinesiterápicas, de reeducación del gesto, neurodinámicas etc

Para prevenir:

-Intentar apoyar los codos para escribir.

-Descansar si aparece fatiga al escribir.

-Intentar escribir con los índices , más adaptados al trabajo de precisión que nuestro poderoso pulgar… (tardaremos más , pero no habrá irritación en la zona dolorida).

-La posición de la muñeca debe ser lo más neutra posible.

– Visitar al especialista ante la aparición de síntomas.

Fuente: Acosta Infofisio