Glaucoma, una enfermedad de los ojos frecuente y peligrosa | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

Glaucoma, una enfermedad de los ojos frecuente y peligrosa

El glaucoma es una enfermedad caracterizada por daño del nervio óptico (neuropatía) que conlleva a alteraciones progresivas del campo visual y por tanto pérdida irreversible de la visión; el glaucoma generalmente está asociado a elevación de la presión intraocular aunque existen casos de glaucoma normotensivo (con presiones oculares normadas);  es una causa de ceguera que se puede controlar pero por falta de conocimiento muchos pacientes no acuden a la consulta.

El paciente con glaucoma rara vez presenta síntomas, cuando estos aparecen suelen estar relacionados con pérdida de la visión y ya es muy tarde para preservar el potencial visual,  la única forma de evitar el daño irreversible a la visión es la pesquisa regular y el control oftalmológico rutinario buscando signos sugestivos de la presencia de glaucoma a fin de iniciar tratamiento precozmente y así evitar la ceguera.

Cualquier persona puede desarrollar glaucoma sin embargo tienen mayor riesgo aquellos individuos con antecedentes de familiares ciegos en la familia, pacientes con familiares consanguíneos en primer grado que ya padezcan la enfermedad y personas de ciertos grupos étnicos como los Glaucomaafrodescendientes y los japoneses (o sus descendientes) sin embargo la ausencia de estos factores de riesgo no limita la aparición de la enfermedad en un paciente dado por lo que el control oftalmológico al menos una vez al año es fundamental para detectar la patología temprano y poder iniciar tratamiento adecuado antes que se presente la lesión del daño óptico.

Durante la evaluación oftalmológica el médico especialista prestará especial atención a ciertos parámetros clínicos en el examen físico oftalmológico como son la presión intraocular y las características morfológicas de las excavaciones en el fondo de ojo (punto de unión entre el globo ocular y el nervio óptico) y las características anatómicas del ángulo camerular (esto último permite diferenciar entre Glaucoma de Angulo Abierto y Glaucoma de Angulo Cerrado) además podrán realizarse pruebas especiales como FDT y Campo Visual que ayudan a establecer si existe daño a la visión estimando la magnitud de contracción de la visión periférica; con estas pruebas puede llegar a detectarse entre el 70 y el 80% de los casos de glaucoma siendo necesario para el resto de los casos realizar pruebas complementarias aún más sensibles para poder diagnosticar el glaucoma con precisión.

Las pruebas complementarias van desde la curva de Presión Intraocular (PIO) en 24 horas y Test de Estimulación Hídrica hasta Fotografía Estéreo del Nervio Optico, el objetivo de estas pruebas es determinar con exactitud las presiones máximas dentro del ojo (Curva de PIO y Test de Estimulación) y las alteraciones anatómicas incipientes que no son detectables con el examen de fondo de ojoPrueba de FDT convencional (Foto Estéreo del Nervio Optico)

Una vez diagnosticado el glaucoma es necesario iniciar tratamiento, para ello el oftalmólogo cuenta con un amplio arsenal de drogas que se aplican en forma de colirio (gotas) de manera regular a fin de mantener la presión intraocular dentro de límites normales y evitar daño al nervio óptico; con un tratamiento adecuado y bien controlado un paciente con glaucoma no debe perder visión.

En algunos casos particulares el tratamiento médico (farmacológico) no será suficiente por lo que estará indicado realizar procedimientos quirúrgicos que ayuden a disminuir la presión intraocular; estos procedimientos pueden ser trabeculotomía láser (para permitir drenaje más efectivo del humor acuoso), cirugía filtrante para glaucoma (con el mismo fin de la trabeculotomía pero con una tasa de drenaje más alta) o colocación de válvulas que permiten mantener la presión intraocular 100% controlada las 24 horas del día. El procedimiento a elegir depende de  cada caso en particular por lo que es necesario estudiar a cada paciente de manera independiente.

 En el siglo XXI no se justifica que exista la ceguera secundaria a glaucoma sin embargo para poder erradicar este mal lo más importante es informar a las personas para que asistan a las consultas especializadas y las pesquisas de glaucoma dado que si el paciente no acude a la consulta es imposible realizar el diagnóstico de manera oportuna y mucho menos iniciar el tratamiento.

¿Ha consultado alguna vez usted para saber si tiene glaucoma …?