Los problemas visuales pueden ser causa de bajo rendimiento escolar | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

Rendimiento Escolar y Problemas Visuales

Existen diversos  factores que influyen en el adecuado rendimiento escolar, por lo que se hace una especial referencia al sentido de la visión, el cual es uno de los más importantes en nuestra vida de relación con el medio que nos rodea, ya que a través de los ojos recibimos más de la mitad de los estímulos de nuestro entorno.

El desarrollo de los elementos que conforman la vía visual inicia en el útero, pero alcanzan su máximo potencial de desarrollo en la infancia alrededor de los 7 años de edad. El funcionamiento de la vista es evidente en el desarrollo psicomotor y sensorial del niño durante todas las etapas del desarrollo, sin embargo cobra mayor importancia cuando su medio social y psicológico se amplia, lo cual ocurre al llegar al preescolar, donde comienza a elaborar conexiones neuronales complejas que facilitan el desarrollo de la visión así como de otras áreas, de existir algún problema en uno o ambos ojos, podría limitarse el desarrollo tanto visual como general.Rendimiento escolar y visión

Por este motivo es de vital importancia lograr determinar precozmente algún problema de la vista en ésta etapa, realizando evaluaciones tempranas con el Oftalmólogo.

Existe una variedad de enfermedades que pueden causar déficit visual, las cuales deben ser diagnosticadas de forma temprana para lograr tratarlas, entre ellas se cuentan:

Ambliopía: se trata de la reducción de la visión de uno o ambos ojos debido a un problema anatómico o funcional bien sea del ojo o de la vía visual, en ocasiones el ojo luce normal, pero no funciona bien. Esta condición también se denomina ojo perezoso o flojo. Es susceptible de tratamiento en los años preescolares. Si no se trata, la ambliopía puede causar la pérdida irreversible de la visión en el ojo afectado. Para prevenir esta condición es fundamental el examen de la vista en los años preescolares. La ambliopía es la causa más común de discapacidad visual en la infancia, afectando de  2 a 3 de cada 100 niños.

Estrabismo: es la desviación de la mirada, bien de uno o de ambos ojos. Cuando esto no se resuelve precozmente puede producir ambliopía en el ojo afectado. Con la detección temprana, la visión puede ser restaurada mediante oclusión del ojo que mejor ve, lo que obliga al ojo desalineado para que recupere la vista. La cirugía o lentes son parte de las herramientas fundamentales en este tratamiento.

Defectos de refracción: Estos son los problemas de visión más comunes, se trata de problemas de enfoque que causan fatiga visual y/o ambliopía. Existen 3 tipos de condiciones refractivas: miopía (es el error refractivo más común en niños más grandes), hipermetropía y el astigmatismo. Estos problemas son tratables realizando corrección con lentes apropiados. Estos problemas de visión afectan casi 20% de los niños.

Evaluación Oftalmológica en Niños– La miopía es la visión a distancia lejana deficiente.

– La hipermetropía es mala visión de cerca deficiente

– El astigmatismo es imperfecta curvatura de la superficie frontal del ojo, que impide enfoque correcto en la retina.

La visión lejana y cercana es fundamental para las actividades  de escritura y lectura, apreciar imágenes e instrucciones en pizarras o pantallas de uso pedagógico. Estas son evaluadas por el oftalmólogo a través de las pruebas de  agudeza visual en consultorio.

Se sabe que a los 4 años de edad, el niño comienza a alcanzar el máximo de visión que el test de agudeza visual evalúa, en cada uno de los ojos por separado.

Es importante examinar la agudeza visual del niño y el adolescente para descartar todo tipo de defectos de refracción, evaluar la visión binocular y la coordinación del movimiento entre ambos ojos.

Los Síntomas más frecuentes de problemas visuales en los escolares son el dolor de cabeza, guiños constantes, enrojecimiento ocular, tortícolis y falta de atención así como movimientos compensadores de la cabeza.

A veces el niño no renuncia a las labores escolares, sin embargo una vez que las lleva a cabo, no mantiene una constancia en el tiempo y abandona las tareas por algún tipo de incomodidad que no logra describir con facilidad; perdiendo a la postre el gusto por la lectura y el estudio.

Lo más importante es destacar la Baja Visión, ya que es especialmente peligrosa cuando afecta sólo a un ojo ya que puede no presentar síntomas y pasar desapercibida, y el no detectarla a tiempo podría ocasionar el desarrollo inadecuado de la vía visual de ese ojo llegando incluso a causar ceguera.

Por este motivo, la información que aporta el profesor del alumno a los padres es muy importante, ya que podrá indicar las deficiencias visuales y auditivas del joven, además de otras muchas causas que dificultan el aprendizaje, de manera objetiva.

Los problemas visuales generan dificultades académicas

Los niños y jóvenes con bajo rendimiento escolar deben ser evaluados por el médico, y  en especial por el oftalmólogo para descartar alteraciones en la visión como mínimo una vez al año a partir de los 2 años de edad, para diagnostico y tratamiento de  alguna patología y hacer seguimiento posterior al mismo.

Es frecuente que el niño o joven sea referido por el maestro o el psicólogo, sin embargo se debe destacar que el niño debe ser evaluado previo a esto por un especialista en oftalmología para descartar la presencia de alguna condición severa que limite o impida el adecuado desarrollo de la visión.