Tratamiento de las Piedras en la Vesícula Biliar | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

Tratamiento de las Piedras en la Vesícula Biliar

Uno de los motivos de consulta más frecuentes en la consulta de cirugía general es la presencia de cálculos (piedras) en la vesícula biliar; en ocasiones asintomáticas otras veces con dolor abdominal los pacientes con cálculos en la vesícula biliar siempre son referidos a la consulta de cirugía general.

A muchos pacientes no les gusta la idea de someterse a una intervención quirúrgica para los cálculos vesiculares y generalmente pregunta por tratamientos médicos para las piedras en la vesícula a fin de Cálculos en la Vesícula Biliarevitar la cirugía dado que han oído o leído que estos existen y se han aplicado en algunos casos.

La verdad respecto a las piedras en la vesícula es que el único tratamiento realmente efectivo es la cirugía, si bien en el pasado se emplearon el ácido ursodeoxicólico y quenodeoxicólico como tratamientos “para disolver” los cálculos su éxito fue limitado y el porcentaje de recurrencias (casos en los que volvían a aparecer los cálculos) muy alto, además de esto la toxicidad de estas sustancias no es poca por lo que luego de múltiples ensayos clínicos se abandonó el tratamiento médico de los cálculos en la vesícula biliar dejando su resolución a cargo de los cirujanos.

Una vez que se determinó que el tratamiento más conveniente era la cirugía surgió otro debate: ¿retirar los cálculos o la vesícula en su totalidad?; los estudios rápidamente demostraron que si retiran sólo los cálculos y se deja la vesícula se presentan dos situaciones muy inconvenientes, en primer lugar la tasa de complicaciones postoperatorias es alta y por otra parte la totalidad de los pacientes vuelve a desarrollar los cálculos en menos de 10 años; ante esta situación se optó por retirar la vesícula biliar mediante un procedimiento conocido como colecistectomía el cual se ha ido perfeccionando con el tiempo hasta llegar a ser casi un procedimiento ambulatorio en la actualidad.

Hasta hace 20 o 25 años el abordaje quirúrgico para realizar una colecistectomía consistía en una incisión de entre 10 y 15 cm debajo del último arco costal derecho a fin de poder llegar hasta la vesícula y extirparla; con el advenimiento de la cirugía laparoscópica la colecistectomía abierta se reserva para casos muy particulares (y excepcionales) donde no se puede realizar el procedimiento endoscópico el cual se ha convertido en la forma de tratamiento estándar de las piedras en la vesícula.

Con un abordaje mínimamente invasivo el paciente tendrá un total de 4 incisiones que en conjunto noTratamiento de las piedras en la vesícula biliar suman más de 5 cm al ser sometido a una laparoscopia convencional esto es una gran ventaja ya que disminuye el dolor postoperatorio y el riesgo de complicaciones de la herida toda vez que disminuye el tiempo necesario para la recuperación y se consigue un mejor resultado estético; en este sentido incluso puede lograrse una colecistectomía “sin cicatrices” visibles en la región abdominal realizando modernos abordajes como el “single port” (puerto único) procedimiento realizado mediante una única herida en la región umbilical la cual, una vez suturada, deja todas las cicatrices ocultas dentro del ombligo con un resultado estético inmejorable.

Ya la cuestión no es decidir que tipo de tratamiento necesita el paciente con cálculos en la vesícula biliar sino determinar la forma de abordaje que mejor se adapta a cada paciente en particular, los enfermos con cálculos vesiculares tienen múltiples opciones en función de la experiencia del equipo quirúrgico, la contextura del paciente, los medios tecnológicos disponibles en su localidad y los costos asociados al procedimiento pero por una vía u otra el tratamiento indicado para las piedras en la vesícula biliar es la cirugía.