Punción por Trucut, que es, como se hace y para que sirve | Visión Salud
Cargando ...

Biopsia por Trucut, que es y para que sirve

En la práctica médica en general y la oncología en particular muchas veces es necesario obtener muestras de tejido de lesiones para determinar su naturaleza maligna o benigna dado que de ello depende la conducta terapéutica definitiva; en ocasiones tan sólo unas células son suficientes para poder realizar el diagnóstico, en estos casos se realiza una Punción Aspiración por Aguja Fina (PAAF) la cual permite extraer por aspiración algunas células de una lesión tumoral a fin de evaluar su aspecto mediante citología, el problema con esta técnica es que rara vez se conserva la arquitectura del tejido siendo en ocasiones imposible determinar el potencial maligno (o la capacidad de invasión) de la lesión tan sólo con el aspecto celular.

En estos casos es muy útil realizar una Biopsia por Trucut también conocida como Punción con Aguja Gruesa, esta técnica permite extraer un cilindro de tejido tumoral conformado no sólo por sus células sino también por los elementos de soporte, tejido conectivo, vasos linfáticos y microcapilares, la ventaja de esta técnica de biopsia estriba en que se conserva la arquitectura del tejido lo cual permite establecer con mayor precisión el potencial de malignidad e invasión de una lesión tumoral.Punción con Trucut

Las Agujas de Trucut tienden a ser de grueso calibre con lo cual se obtiene una muestra sustancial que permite al patólogo identificar múltiples características tanto celulares como estructurales ayudando así a realizar diagnósticos mucho más precisos que la PAAF sin embargo dado el calibre de la aguja la técnica de punción resulta un tanto más compleja que la aspiración con aguja fina.

Para realizar una punción con aguja gruesa primero debe seleccionarse el calibre y la longitud de la aguja a emplear, existen diversas presentaciones que se adaptan a lesiones muy superficiales como mama y tiroides así como a tumores profundos localizados en riñón o hígado, la selección de la longitud adecuada permitirá ejecutar el procedimiento con absoluta seguridad.

Una vez que se ha seleccionado la longitud de la aguja de trucut puede elegirse si se usará una aguja manual, automática o semiautomática, este detalle técnico es importante para la comodidad del operador pero no influye de manera alguna en el resultado de la biopsia.

Hace algunos años las biopsias por trucut superficiales, sobre todo en mama, se realizaban a ciegas sin embargo en la actualidad con el desarrollo de equipos portátiles de ultrasonido y el entrenamiento de más y más personal prácticamente todas las biopsias por aguja gruesa son ecoguiadas lo cual permite obtener muestras significativas de las regiones que más interesa evaluar en la tumoración; en algunos casos la punción por trucut puede ser guiada por Tomografía Computarizada (biopsias renales o hepáticas) e incluso por mamografía (biopsias extereotáxicas de mama); en todos los casos se busca obtener de dos a cinco cilindros de tejido que sean representativos de la lesión y permitan un diagnóstico anatomopatológico certero que ayude al cirujano a decidir la mejor conducta terapéutica para el paciente.

Cuando el Trucut se realiza en lesiones superficiales el procedimiento se realiza bajo anestesia local y de manera ambulatoria, cuando se trata de biopsias más profundas como hígado y riñón es necesario sedación y al menos 12 horas de observación intrainstitucional a fin de monitorizar cualquier complicación.

En general la tasa de complicaciones es muy baja y los pacientes pueden integrarse a sus actividades en un plazo máximo de 24 horas, la biopsia por trucut es sin duda alguna un procedimiento útil y seguro que asegura un diagnóstico preoperatorio preciso de las lesiones tumorales.