Hemoglobina Glicosilada. La Prueba de la Verdad | Visión Salud
Cargando ...

Hemoglobina Glicosilada. La Prueba de la Verdad

a diabetes es la enfermedad metabólica más frecuente en el mundo, siendo responsable de un sin número de complicaciones a nivel ocular, renal, cardíaco y vascular sin contar con el enorme porcentaje de muertes atribuibles directamente a esta causa; de allí que sea tan importante su control.

Como enfermedad crónica que es, la Diabetes no se cura sin embargo es posible controlarla a un punto tal que el paciente no desarrolle ningún tipo de complicación ni sucumba ante los efectos de esta alteración metabólica tan delicada; en este sentido existen múltiples estrategias terapéuticas disponibles que van desde los cambios en el estilo de vida (fundamentales para un tratamiento exitoso) hasta medicamentos por vía oral y la siempre útil insulina.

A pesar de lo anterior, al igual que con otras enfermedades crónicas, cumplir el tratamiento no es suficiente ya que es indispensable medir su impacto en la salud del paciente y, más aún, determinar si está surtiendo del efecto esperado, de lo contrario no se lograrían los objetivos (prevención de complicaciones y muertes por diabetes) y el uso del tratamiento no pasaría de ser un simple ritual sin impacto real sobre la salud del paciente.

En este sentido, en lo que a diabetes se refiere, es necesario realizar un control periódico del estado metabólico del paciente ya diferencia de lo que tanto pacientes como familiares piensan, la glicemia en ayuno no es el mejor indicador ya que puede que esté normal el día que se realizó la prueba pero esto no necesariamente implica que todos los demás días y horas estuviera controlada.

En una situación ideal (e imposible) se necesitaría una monitorización continua de los niveles de azúcar en la sangre para saber si el paciente maneja niveles de glicemia dentro de los rangos considerados como normales; sin embargo siendo esto algo poco práctico, costoso y difícil de poner en práctica se deben utilizar otras estrategias.

Por fortuna el mismo cuerpo humano pone a disposición de los médicos un marcador bioquímico que permite saber como han sido los niveles de glicemia durante los últimos 2 a 3 meses sin necesidad de tomar una muestra cada minuto; de hecho, con una sóla prueba que requiere menos de 2 cc de sangre se puede saber si la glicemia del paciente ha estado controlada durante los últimos dos meses.

Se trata de la hemoglobina glicosilada. En términos sencillos la hemoglobina es una proteína y estas moléculas tienen afinidad por las moléculas de azúcar (como la glucosa); esto quiere decir que los azúcares y las proteínas tienden a combinarse y a mayor cantidad de azúcar en la sangre, mayor cantidad de proteínas (en este caso hemoglobina) estarán unidas a estos azúcares.

Dado que se trata de un proceso bioquímico lento y complejo, la glicosilación de proteínas no ocurre de un día para otro, en lugar de ello toma varias semanas notar un cambio por lo que medir los niveles de hemoglobina glicosilada da una buena idea de como ha sido el control metabólico en las semanas previas a la evaluación del paciente, más allá de la glicemia puntual que pueda tener ese día.

De hecho, la hemoglobina glicosilada es un marcador tan preciso que su porcentaje en sangre permite saber en cuanto ha estado el promedio de la glicemia del paciente tal como se muestra a continuación:

Hemoglobina Glicosilada

 

               Media de Glicemias                                Hemoglobina Glicosilada
80 mg/dL – 120 mg/dL                                                   5% – 6%
120 mg/dL – 150 mg/dL                                                   6% – 7%
150 mg/dL – 180 mg/dL                                                   7% – 8%
180 mg/dL – 210 mg/dL                                                    8% – 9%
210 mg/dL – 240 mg/dL                                                9% – 10%
240 mg/dL – 270 mg/dL                                               10% – 11%
270 mg/dL – 300 mg/dL                                               11% – 12%
300 mg/dL – 330 mg/dL                                              12% – 13%

Resulta pues evidente que un incremento de tan sólo 2% en los niveles de hemoglobina glicosilada representa un aumento muy grande de los niveles de glicemia promedio por lo que cualquier valor que supere el 7% genera siempre mucha preocupación.

En este sentido se espera que un paciente diabético bien controlado tenga una hemoglobina glicosilada que no supere el 6%, de lo contrario el control metabólico no ha sido óptimo y deberán hacerse los ajustes de tratamiento correspondientes para alcanzar la meta de menos de 6%.

Para realizar la prueba de hemoglobina glicosilada tan sólo se requiere tomar una muestra de sangre en ayuno y realizar en el laboratorio la determinación de los niveles de la fracción más estable de esta proteína conocida como HbA1c, el resultado no suele tardar más de un día y nos da una idea muy clara del control metabólico del paciente, permitiendo así hacer los ajustes pertinentes en el tratamiento.

Como corolario se debe decir que esta prueba debe realizarse al menos una vez cada tres meses o a los dos meses de cualquier ajuste de tratamiento a fin de tener la certeza de un control metabólico adecuado; es por ello que en Visión Salud todos nuestros pacientes con diabetes se someten a esta prueba de manera regular, contando nuestro laboratorio con una vasta experiencia así como con el personal y el material requeridos para unos resultados precisos y confiables.