Como cuidar su salud a bordo de un Avión | Visión Salud
Cargando ...

Como cuidar su salud a bordo de un Avión

Hace 50 años un viaje en avión era algo para mucho inimaginable, para otros algo inalcanzable y para un pequeño grupo de la población una aventura cargada de emoción y algo de miedo.

Con la evolución tecnológica de la aviación, la disminución de los costos y la masificación del transporte aéreo esto ha cambiado drásticamente y, en la actualidad,  alrededor de 3.000 millones de pasajeros vuelan al año; esto equivale casi a la mitad de la población mundial en el aire en algún momento; ante tal magnitud de viajeros no se ha tardado mucho en estudiar los efectos de los viajes Masificación del Transporte Aéreoaéreos en el cuerpo humano a fin de desarrollar estrategias para mitigar las consecuencias deletéreas de los mismos.

En general los efectos de los viajes en avión se presentan siempre, independientemente de la duración de los mismos, sin embargo conforme aumenta la duración de los vuelos la intensidad de estos efectos es mayor por lo que es necesario tomar medidas para prevenir consecuencias negativas.

Para saber que se debe hacer a fin de cuidar la salud a bordo de un avión lo primero que se debe saber son las condiciones medioambientales en las cuales se encuentran las personas al volar; en primer lugar se debe estar consciente que la presión dentro de la cabina del avión es equivalente a estar a 2.500 metros de altura; la mayor parte de las personas viven por debajo de esa altitud por lo que podrían experimentar ciertas molestias en los oídos o la cabeza debido a la presión.

En segundo lugar el aire de la cabina es bastante frío y seco, esto provoca dos consecuencias importantes; la sequedad de las mucosas (boca, nariz, ojos) y deshidratación, aún cuando estemos quietos sin hacer mayor cosa el simple hecho de respirar aire frío y seco incrementa nuestra pérdida de líquidos por la vía respiratorio lo cual provoca deshidratación, sobre todo en viajes largos.

Finalmente el confinamiento en un espacio reducido (el área del asiento) con pocas posibilidades de movernos y caminar representa un estrés físico importante, sobre todo para los sistemas musculoesquelético (al mantener la misma posición durante horas) y el sistema circulatorio (el retorno venoso no es bueno si no nos movemos).

Ya con esto en mente podemos ver en detalle recomendaciones para ayudar a mantenernos sanos, cómodos y con el menor desgaste posible en un viaje aéreo.

1- Hidratarse Bien
Previo al vuelo es necesario consumir suficiente cantidad de líquidos de manera que nuestroHidratación a bordo del avión cuerpo esté preparado para asumir el incremento de pérdidas que sufrirá; así mismo durante el viaje es necesario ingerir agua regularmente a fin de reponer las pérdidas, sobre todo si el tiempo de vuelo supera las dos horas.

2- Evitar Bebidas Alcohólicas
El consumo de bebidas alcohólicas podría calmar los nervios de aquellos pasajeros ansiosos sin embargo no es para nada recomendable; el metabolismo del alcohol deriva en un aumento de la pérdida de líquidos por lo que no es buena idea consumirlo en un ambiente donde se es propenso a la deshidratación.

3- Comer Ligero y evitar alimentos que produzcan flatulencias
Una comida copiosa inmediatamente antes de volar no es para nada recomendable, los cambios de presión, el estrés físico y la demanda metabólica de digerir una comida pesada confluirán en un sólo punto haciendo que la persona se sienta cansada, fatigada y en muchos casos presente síntomas con naúseas, vómitos y diarrea por ello antes de viajar es mejor comer ligero.

Alimentación adecuada durante viajes en aviónPor otra parte en los días previos al viaje es buena idea evitar los alimentos que incrementan la cantidad de gas en los intestinos; entre ellos los más conocidos son los frijoles, el brócoli, el coliflor, la leche completa  y los granos en general; si se se consumen estos alimentos el proceso normal de digestión generará mayor cantidad de gas intestinal que lo habitual; este gas se expande cuando se presuriza la cabina (presión equivalente aproximadamente a 2.500 msnm) lo cual generará incomodidad abdominal, distensión, naúseas y sensación de indigestión.

4- Solución Fisiológica y Lágrimas Artificiales
En vuelos largos no es mala ideal llevar un gotero de solución fisiológica para uso nasal y un frasco de lágrimas artificiales; cada vez que se sienta sequedad en la nariz deberán instilarse dos o tres gotas de solución en cada fosa nasal, lo mismo ocurre con los ojos, cuando exista sensación de sequedad, picazón o sensación de cuerpo extraño una gota de lágrimas artificiales en cada ojo.

5- Medias de Compresión para Viajeros
La inmovilidad prolongada siempre va acompañada de “hinchazón” (edema) de los pies hasta el punto de impedir a algunos pasajeros usar su calzado habitual, así mismo en algunos casos se desarrolla Trombosis Venosa Profunda (TVP), una condición que podría poner en riesgo la vida de la persona afectada.

A fin de evitar el edema y disminuir el riesgo de TVP es deseable el uso de medias de compresión graduada para viajeros, habitualmente una compresión de 15 a 20 mmHg (Clase I) hasta la rodilla es suficiente.

6- Estiramiento
No es un secreto que la movilidad en los pequeños espacios confinados de los aviones es difícil y limitada; esto causa entumecimiento, dolores musculares y dificultad para la movilidad al bajar del avión; para evitarlo es conveniente preparar una rutina de ejercicios para realizar regularmente a
Procure realizar ejercicios durante el vuelo bordo, obviamente no se trata de una clase de aerobics o stretching pero algunos ejercicios simples que se pueden realizar en el asiento, sin incomodar a los vecinos, es útil para evitar los calambres, los dolores osteomusculares y las molestias derivadas de permanecer horas y horas sentados; una buena guía son los “Flyrobics” que la aerolínea Lufthansa preparó para sus pasajeros (Ver Flyrobics)

7- Seleccione bien su comida antes y durante el vuelo
Si la dieta es adecuada el viaje será confortable; en general evite el consumo de alimentos ricos en sal  y azúcar (necesitará más agua en su cuerpo) así como de alimentos ricos en grasas ya que la digestión de estos últimos es más compleja; prefiera alimentos ricos en fibra y agua (frutas y vegetales) que le ayudarán a conservar el líquido en su cuerpo y a la vez prevendrán el estreñimiento secundario a la inmovilidad prolongada, la deshidratación y la falta de fibra en la comida durante el vuelo.

8- Trate de dormir
Si bien no resulta fácil ni cómodo cuando se logra dormir durante un vuelo, particularmente si este es muy largo, las personas tienen la sensación de haber pasado menos tiempo a bordo y se sienten menos agobiadas y cansadas por tanto es buena idea dormir un poco, si no logra dormir profundamente como si estuviese en casa (tarea difícil), intente con pequeñas siestas de 15 o 20 minutos por cada 2 horas de vuelo, esto le ayudará a llegar “más fresco” a su destino.

Al poner en práctica estos simples consejos verá como su próximo viaje en avión será más placentero y menos agotador.

Medidas simples para evitar la TVP durante los viajes en avión