Tratamiento adecuado de la Gripe o Resfriado Común | Visión Salud
Cargando ...

Tratamiento correcto de la Gripe

Llegaron las lluvias, la temperatura ha bajado un poco y no se han hecho esperar decenas de personas con fiebre, tos, estornudos, nariz aguada y dolores en los huesos y músculos; cada año se repiten estas condiciones y cada vez se le da un epíteto diferente a este cuadro, algunos años le llaman la “Rompehuesos”, en otras ocasiones “La Quebradora” y así año tras año la misma enfermedad, o mejor aún, el mismo conjunto de manifestaciones clínicas, recibe un epíteto diferente, pero, ¿de qué se trata en realidad?

El término clínico para denominar este conjunto de síntomas es el de Resfriado Común, ya que se trata de un grupo de signos comunes a enfermedades producidas por virus respiratorios (de los cuales existe una gran variedad), los cuales al ingresar en el organismo desencadenan una serie deResfriado Común procesos que conllevan a todos esos molestos síntomas hasta que el cuerpo logra deshacerse de estos pequeños y molestos invitados, en este caso se preguntarán ¿Existe alguna forma de ayudar al organismo?, pues la respuesta es muy ambigua, Si y No.

Comenzaremos por la más difícil, el NO. Como ya dijimos la Gripe, Resfriado Común o Síndrome Viral es producida por Virus, estos son organismos muy pequeños que necesitan vivir dentro de las células de la persona que infectan para poder prosperar, es decir, invaden nuestro cuerpo y usan nuestros recursos para su subsistencia. Debido a sus características biológicas estos gérmenes NO SON SENSIBLES A LOS ANTIBIÓTICOS, es decir, NO LES HACEN NADA, de manera que es INÚTIL consumir Antibióticos en cuadros Virales, por otra parte, los medicamentos Antivirales son muy costosos y se reservan para enfermedades más severas que la Gripe ya que esta en un período de 5 a 7 días sanará sin mayor ayuda, no importa lo que hagamos.

Ahora bien, durante este tiempo podemos recurrir a algunas estrategias que nos permitan por un lado sentirnos mejor y por el otro facilitarle el trabajo a nuestro sistema inmune.

En primer lugar debemos guardar reposo, esto disminuirá nuestro gasto de energía y el número de agresiones a las cuales nos exponemos a diario, dándole mayor margen de actuación al sistema inmunitario. Por otra parte es beneficioso la ingesta de abundantes líquidos (por lo menos 3 litros diarios) a fin de facilitar el enfriamiento del cuerpo y evitar que las secreciones se tornen muy espesas y no las podamos evacuar apropiadamente lo cual predispone a infecciones bacterianas y la consiguiente complicación del cuadro. Finalmente podemos recurrir al Acetaminofén como medicamento de elección para el control de los Síntomas, esto quiere decir que nos sentiremos mejor, sin embargo la enfermedad continua allí, y allí estará hasta completar su curso habitual promedio de una semana.

Vemos pues que se trata de un problema molesto pero sencillo de tratar, sin embargo esto no quiere decir que debemos descuidarnos, siempre es conveniente consultar a un médico ya que la Gripe o Síndrome Viral, en muchos casos imita a otras enfermedades tales como el Dengue (el cual también se presenta en esta época del año), por lo que es necesario la evaluación por un profesional experto que pueda determinar las sutiles variaciones entre una enfermedad y otra y así instaurar los correctivos necesarios para cada una. Debemos recordar que la menor de las enfermedades puede complicarse seriamente si no es bien diagnosticada y tratada por lo que la evaluación por el profesional experto y el cumplimiento de las medidas de soporte siempre serán la combinación ideal para salir airosos de estas molestas gripecitas así como de otras cosas un tanto más serias.

Consultar a tiempo evita complicaciones y favorece una curación más rápida.