Ulceras en el pie, una enfermedad con mil caras | Visión Salud
Cargando ...

Ulceras en el pie, una enfermedad con mil caras

Cada día miles de pacientes alrededor del mundo acuden a consultas especializadas en el tratamiento de heridas crónicas buscando cura para las úlceras en sus pies, una enfermedad por demás frecuente y molesta que además de limitar la calidad de vida de quienes la padecen puede llegar a comprometer su existencia.

La alta demanda de atención asociada a mitos sobre la enfermedad y en muchas ocasiones el difícil acceso a centros con personal capacitado hace que muchos pacientes se automediquen, reciban curas inapropiadas o simplemente sean sometidos a tratamientos que lejos de mejorarlos lesTratamiento de ulcera varicosa en Caracas empeoran.

El problema está en que lo que se conoce como ulcera en el pie es un nombre genérico para una enfermedad con más de una cara, más de una causa y en la mayoría de las ocasiones más de un tratamiento de allí que antes de implementar cualquier estrategia terapéutica lo primero que debe hacerse es determinar la causa de la úlcera, cada caso es diferente y lo que sirve para un tipo de úlcera no es bueno para otras.

Partiendo de este principio es fundamental conocer los tipos de úlceras ya que a partir de aquí se determinará el mejor tratamiento para el paciente.

Ulcera de Origen Venoso o Ulcera Varicosa
Es una de las más frecuentes, generalmente está asociada a una condición de insuficiencia venosa crónica que aumenta la presión venosa así como la presión venocapilar generando una isquemia relativa del tejido lo que genera la aparición de la úlcera y dificulta su curación. En los casos de úlceras varicosas es indispensable tratar la insuficiencia venosa para garantizar el éxito del tratamiento; en estos casos la elastocompresión terapéutica es una opción formidable que beneficia a los enfermos de manera casi inmediata.

Ulcera Isquémica o Arteria
En el otro espectro del abanico vascular encontramos a los pacientes con enfermedad arterial obstructiva, en estos casos el aporte de sangre a los tejidos periféricos es insuficiente por lo que las zonas con menor irrigación (menor cantidad de sangre) comienzan literalmente “a morir” generando Ulcera en el Pie del Diabéticoun área de necrosis (tejido muerto) que luego dará paso a una úlcera generalmente dolorosa y de difícil manejo. En los casos de patología arterial asociada la elastocompresión está contraindicada, en su lugar el paciente debe recibir vasodilatadores y, en aquellos casos donde esté indicado y sea factible, ser sometido a procedimientos terapéuticos vasculares que aumenten el flujo de sangre hacia el miembro afectado.

Ulcera Parasitaria
En algunos países puede ser vista como una enfermedad rara e infrecuente sin embargo en las zonas tropicales se presentan con relativa frecuencia sobre todo en el área rural; en Venezuela la úlcera parasitaria más frecuente es la asociada a Leishmaniasis Cutánea una enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito en la cual aparecen úlceras cutáneas (puede ser en miembros inferiores u otras zonas) normalmente indoloras, de fondo limpio y bordes elevados; estas úlceras responden muy mal a los tratamientos convencionales y en general no sanan hasta que se trata la leishmaniasis con las drogas adecuadas.

Ulcera Infecciosa
Uno de los casos más difíciles de tratar ya que nos encontramos ante la pregunta sin respuesta de ¿quié fue primero, el huevo o la gallina?, es decir, ¿se trata de una infección que condicionó una úlcera o es una úlcera de otro origen secundariamente infectada? … la respuesta a esta pregunta es clave en el éxito terapéutico de las úlceras infecciosas de los pies, si bien el tratamiento con antibióticos es la piedra angular del proceso, las medidas que se adopten para tratar las condiciones subyacentes de otra índoles (si existieren) son indispensables para la buena evolución y cicatrización de la úlcera. Debemos recordar que las úlceras infecciosas pueden ser de origen bacteriano (las más frecuentes), micótico (hongos), tuberculosis y en algunas ocasiones secundarias a infección por otros agentes (las úlceras parasitarias son un subgrupo de úlceras infecciosas)

Ulcera Neuropática
Son las úlceras que aparecen cuando los nervios sensitivos están dañados y no dan señales de dolor que alertan al cerebro sobre el daño en los pies, son muy frecuentes en los diabéticos que sufren de neuropatía diabética en quienes existe una disminución de la sensación de dolor, en estos pacientes cualquier trauma, por pequeño que sea, puede generar una úlcera ya que el enfermo no sentirá dolor y por lo tanto la herida irá creciendo hasta exponer planos profundos como tendones yUlcera por Leishmaniasis Cutánea huesos. Los casos de úlceras neuropáticas representan un reto en el tratamiento ya que en general son lesiones muy profundas y complicadas en el contexto de un paciente crónicamente enfermo como lo es el diabético.

Ulcera Neoplásica
Existen ciertos tipos de cáncer de piel que pueden ulcerarse y confundirse con cualquiera de las úlceras mencionadas previamente, en estos casos si no se hace una evaluación minuciosa y no se piensa en la posibilidad del cáncer la úlcera será tratada como una enfermedad benigna con consecuencias nefastas para el paciente; en estos casos la sospecha clínica es clave para el diagnóstico y el inicio de tratamientos agresivos que combinan cirugía resectiva, radioterapia y cirugía reconstructiva; rara vez una úlcera neoplásica cerrará con tratamiento conservador y, si lo hace, será sólo para reactivarse en un breve período de tiempo.

Es evidente pues que las úlceras del pie son una enfermedad por demás compleja, las causas enunciadas son sólo las más frecuentes por lo que la lista podría ser dos o tres veces más larga si se incluyeran todas las causas de allí que la evaluación por un médico especialista en cuidado de heridas sea obligatoria a fin de garantizar que el paciente reciba el mejor tratamiento posible para su condición.