Que son las Cataratas, Como se Tratan las Cataratas, Guía Fácil | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

Cataratas, que son y como se tratan

En Oftalmología una de las enfermedades nombradas con más frecuencias, más allá del ámbito médico también la calle se escucha el término con mucha frecuencia y casi todas las personas tienen un familiar, pariente o conocido que sufre o ha sufrido cataratas pero … ¿qué son las cataratas?; a pesar del extendido uso del término pocas personas saben bien de que se trata.

Para entender que es una catarata debemos primero saber que el ojo, al igual que una cámara fotográfica, posee una lente (llamada cristalino) cuya función es enfocar la luz sobre la retina y así permitir formar la imagen, con esto en mente y considerando que la lente es un elemento fundamental del ojo podemos entender un poco más fácil de qué se trata una catarata.

Al ser un lente cuya función es enfocar la luz y permitir una imagen nítida el cristalino debe ser, en condiciones normales, totalmente transparente; cuando esta transparencia se pierde se dice que elCirugía de Catarata cristalino se ha “opacificado” y al igual que una lente sucia en una cámara fotográfica la luz no pasa al interior del ojo dificultando por tanto la visión.

El deterioro del potencial del paciente con cataratas es progresivo de manera que mientras más tiempo pasa más densa se hace la catarata lo cual implica que cada vez llega menos luz al interior del ojo hasta el punto que el paciente puede llegar a quedar ciego por la catarata; la velocidad de opacificación del cristalino es variable y depende de la edad del paciente, el tipo de catarata, las condiciones generales de salud y un sin fin de factores adicionales, en cualquier caso se trata de una enfermedad progresiva que requiere intervención con cierta premura a fin de preservar el potencial visual del paciente y evitar la ceguera.

De todos los tipos de catarata la senil (asociada al envejecimiento) es la más común pero no la única, también existen cataratas de origen metabólico (sobre todo en pacientes con diabetes), cataratas por radiación e incluso cataratas congénitas, en este caso el bebé ya nace con la catarata siendo necesaria en muchos casos una intervención precoz a fin de permitir la estimulación de la vía visual y preservar la visión del bebé.

El tratamiento de la catarata en el 90% de los casos (por no decir en su totalidad) es quirúrgico; si bien se pueden tomar ciertas medidas terapéuticas para contemporizar la situación o permitir estabilizar al paciente desde el punto de vista metabólico, la solución definitiva siempre estará relacionada con una Colocación de Lente Intraocularintervención quirúrgica.

La cirugía de catarata consiste en reemplazar el cristalino enfermo por una lente nueva, para ello se realizan dos pequeñas incisiones en el globo ocular (siempre bajo anestesia y en quirófano) para proceder a eliminar el cristalino con la catarata mediante instrumental especializado (la técnica más usada es la facoemulsificación); una vez retirado todo el cristalino enfermo se debe colocar una lente intraocular que hará las veces de cristalino, estas lentes son de material sintético inerte lo que permite que sean colocadas en la cámara anterior del ojo sin generar ningún tipo de reacción o rechazo; sus diseños son múltiples por lo que el médico oftalmólogo debe seleccionar el lente intraocular que mejor se adapta a las necesidades y actividades del paciente.

Generalmente la cirugía de catarata es ambulatoria, el paciente es operado en un tiempo que oscila entre 15 y 45 minutos, pasa a recuperación y una vez que se ha restablecido por completo (entre una y tres horas) es dado de alta, 24 a 48 horas más tarde se retira el oclusor (parche que se coloca para proteger el ojo en el postoperatorio inmediato) y se realiza la evaluación del resultado inicial de la cirugía; en promedio heridas están totalmente  cicatrizadas pasadas 3 a 4 semanas aunque ya desde el momento en que se retira el oclusor el cambio de la agudeza visual y la mejoría en la calidad de vida el paciente es notable.

Durante el postoperatorio el paciente deberá seguir al pie de la letra las indicaciones y cumplir el tratamiento para así garantizar que el trabajo que se inició en quirófano tenga un resultado óptimo.