Opciones de tratamiento para la fisura anal | Visión Salud
Felices Fiestas!
Cargando ...

Opciones de Tratamiento de la Fisura Anal

La fisura anal es por mucho una de las enfermedades anales más dolorosas e incómodas que se puedan sufrir (para más información sobre la Fisura Anal pulsar AQUÍ), y si bien su tratamiento mediante cirugía es sumamente efectivo, no es la única opción.

Bien sea por una contraindicación absoluta para el acto operatorio, por medio del paciente o por intentar una alternativa más conservadora antes de ir a un procedimiento invasivo como la cirugía de la fisura anal (técnicamente conocida como fisurectomías más esfinterotomía lateral interna), existen varias alternativas para el tratamiento de la fisura anal, las cuales si bien no alcanzan las tasas de éxito de la cirugía, al menos ofrecen una alternativa en aquellos casos donde definitivamente la operación es muy riesgosa.

De menor a mayor complejidad los tratamientos disponibles para la fisura anal son:

Tratamiento médico: Se trata de supositorios, ungüentos o cremas con diferentes componentes que suelen ser mezcla de dos o más de los siguientes productos: antiinflamatorios (para controlar el dolor y la inflamación local); anestésicos tópicos (opcionales, ayudan a controlar el dolor mientras dura el tratamiento) y relajantes del músculo liso (para disminuir el tono del esfínter anal interno).

Inyecciones de Bótox (Toxina Botulínica): Considerando que gran parte de la fisiopatología (origen) de la fisura anal es el aumento del tono del esfínter anal interno (el músculo que ayuda a la continencia) y partiendo del punto que la cirugía lo que hace es seccionar parcialmente el esfínter para disminuir la presión que este ejerce; desde hace ya algunos años se está usando el Botox como alternativa para el tratamiento de la fisura anal.

Cuando se usa Bótox en la fisura anal este imita el efecto de la cirugía pero sin necesidad de seccionar el músculo; esto ocurre porque el Bótox tiene la capacidad de anular o disminuir la contracción del músculo del esfínter anal (dependiendo de la dosis) por lo que al ser inyectado en puntos específicos y a dosis previamente establecidas en el área del esfínter, el tono de este disminuye favoreciendo así la Cirugía de la fisura analCirugía de la fisura analcuración de la fisura anal.

El problema del bótox es que su efecto es transitorio (a diferencia de la cirugía que es permanente), teniendo una duración de aproximadamente 6 meses, al final de los cuales el paciente puede presentar una recaída con la aparición de la fisura anal de nuevo; sin embargo esto no ocurre en todos los casos de manera que el tratamiento con bótox es una alternativa viable.

Cirugía: A pesar de todos los avances tecnológicos y terapéuticos la cirugía continúa siendo el tratamiento de elección en más del 80% de lso casos de fisura anal crónica. 

El tratamiento consiste en abordar a través del ano el espacio interesfintérico (espacio comprendido entre los esfínteres anal interno y externo), identificar el esfínter anal interno y seccionarlo en 2/3 de su espesor. Esto hace que disminuya el tono del esfínter anal sin comprometer la continencia lo cual favorece la cicatrización de la fisura anal.

Se trata de un procedimiento técnicamente sencillo que puede ser practicado de manera ambulatoria y aunque en ocasiones puede haber incontinencia transitoria a gases y líquidos, por lo general la evolución del postoperatorio es muy rápida y sin complicaciones; incluso el dolor postoperatorio es leve ya que aún cuando está presente, es mucho menos intenso que el dolor que producía originalmente la fisura anal.

Como se puede ver la fisura anal es una enfermedad compleja con múltiples opciones de tratamiento y si bien la cirugía continúa siendo la elección, en la actualidad existen alternativas terapéuticas menos agresivas la cuales, de funcionar, permiten al paciente alivio de los síntomas sin pasar por quirófano y, en aquellos casos donde el tratamiento no quirúrgico es insuficiente, siempre hay opción de practicar la cirugía.